AQUI MUERES ¡SALTA Y SOBREVIVE!

¡ATAJAR DE RAIZ!

Podemos cuestionar el limite de los derechos humanos de las personas, la libertad de fronteras, la ampliación de medidas de seguridad, el convertir la irihente valla en un trampa mortal, pero la verdadera catástrofe está en el interior de este país, (Africa, sobre todo subsahariana) de dónde huyen despavoridos en busca de una vida mejor.

El hambre y la miseria azota con fuerza, la Africa subsahariana vive explotada por colonias imperiales y así ha sido durante siglos. Las guerras y la corrupción son las protagonistas principales de un país que posee recursos naturales pero no hay una distribución justa de la riqueza.

Estos son los datos que no se nombran, que significan el verdadero origen de lo que esta ocurriendo, y a lo que muy pocas personas prestán atención.

Europa debería pedir responsabilidades a los Gobiernos del país africano, a quienes corresponde la obligación de erradicar esta enfermedad que se denomina “inhumanidad”, pero no interesa, por supuesto los intereses económicos sobresalen del resto de prioridades.

Esta es una parte del mundo que urge cambiar, por los más necesitados, por los que arriesgan sus vidas con el fin de comenzar una nueva y mejor.